29 de diciembre de 2008

Una historia de Etiopía...

Quizás no entiendan esta historia , pero si lo leen con el corazón podrán imaginarla.

Esto que escribo es para vos, una personita muy especial para nosotros seis. No soy yo quien dice que lo eres, la vida te ha dado muestras de que dentro tuyo había algo guardado para otros seres especiales .
Un día una CAUSALIDAD te llevó a aquél lugar. Sabías por qué ibas, acompañabas a una amiga, pero no imaginabas que aquel viaje tendría un sentido tan profundo que partiría tu alma en dos. La que eras, la hija, la madre de tus hijos mayores y la que empezaste a ser desde el día que pisaste una tierra que no conocías: la madre de tus dos hijos menores.
No conozco tu vida, porque todavía no nos hemos sentado con tiempo e intimidad como para contarnos nuestras cosas, pero voy hilando frases, miradas, sensaciones y descubro que has sufrido, que has salido de momentos muy difíciles y que tu padre es una persona muy importante para vos. Y digo ES, en presente, porque no se si está aquí o ya tiene alitas de ángel, pero esté donde esté , para vos, tu padre está en tus pensamientos, en tus frases, en tus principios, porque es tu fuerza y tu guía.
Presumo que siempre buscaste el sentido de la vida fuera de ti misma, y que muchas veces encontraste la fuerza que te sostenía en aquellas personas que te devolvían con un gesto de amor la respuesta a muchas preguntas que daban vueltas en tu interior. Y esto sólo lo presumo, no tengo ningún fundamento para decirlo, es sensación pura. Lo puedo percibir de tu emoción contenida ante una muestra de afecto o un silencio después de un te quiero. A veces imagino las cosas que me interesa conocer y siempre me interesa el interior de las personas que por alguna razón llegan a mi vida de alguna forma amorosa.
Quizás me equivoque, pero aún equivocada, la sensación que tengo ante vos es una mezcla de admiración a una mujer fuerte y sentimiento de protección ante una mujer frágil.
Pero en mi manía de subir por las ramas me he ido de la historia.
Llegaste a esa tierra con un por qué en la maleta y te encontraste allí con un para qué que desconocías. Allí estaba él, como polvo de estrellas, esperando que alguien llegara a él y lo reconstruyera y le devolviera el brillo. Lo viste y tu vida cambió . No se si era el momento justo para vos, pero si lo fue para él. Suelo pensar que un gran amor nace cuando dos personas se encuentran en el momento justo, de manera que la existencia del otro tenga un sentido en la propia vida, eso que llaman completarse. Y así fue, era el momento justo.
Sus alitas ya habían crecido y estaba a punto de convertirse en ángel , pero vos viste en él las ganas de quedarse aquí para poder jugar, reír , soñar, y volar muy alto, pero en este mundo que todavía no había llegado a conocer plenamente. Sólo la partecita fea que le tocó vivir y que no sabía aún si podía superar para seguir camino. Y vos dijiste que sí, y arrancaste sus alitas de ángel y dijiste todavía no es el momento para estas alas, todavía tienes que volar por el mundo de los sueños y de la vida.
Y el angelito volvió a ser niño y de a poquito fue teniendo fuerzas para vivir como tal . Pero quien quiso salvar a ese niño? quien vio crecer sus alitas de ángel antes que vos las vieras. Quién decidió antes que vos que ese niño DEBÍA vivir? . Algo te decía que había alguien más que había decidido, que vos eras un instrumento de otra voluntad, eras la cristalización de un sueño de otra personita. Y tu alma te guió y buscaste hasta descubrir que esa persona que decidió antes que vos era otro niño. Un niño que vivió la soledad mas dura que puede vivir un niño y con poquitos años tuvo la responsabilidad mas grande que puede tener una persona, la responsabilidad de otra vida que se apagaba y entonces, un día decidió que su hermanito TENIA que vivir y lo dejó allí , pidiendo auxilio y se fue.
No supieron mas uno de otro y su miedo lo convenció de que ese niño, ese hermanito pequeñito había conseguido sus alitas de ángel y había volado a donde no podría volver a verlo.
Hasta que un día llegó a su pueblo una mujer blanca con una foto en su mano, él estaba solo , con un dolor muy grande a cuesta.
Cuando esa mujer puso en sus manos la foto y pudo ver la imagen de su hermanito rebozando de salud, demoró un instante en comprender lo que pasaba y cuando lo hizo, cuando logró entender que su hermano estaba vivo agachó la cabeza, tapó su cara con la foto y lloró, lloró de emoción , de alegría , de dolor. Lloró sin entender y a la vez comprendiéndolo todo, la respuesta había llegado. Si , había hecho bien dejándolo allí.
Y fue entonces cuando el círculo de amor se cierra para proyectarse. Él, lo había decidido, vos llegaste a cumplir su deseo y el bebé ángel, se convertía en niño para volver a él como sueño cumplido.
Son muy chiquitos , no se dan cuenta de todo lo que gira alrededor de sus vidas en este instante, no tienen idea cuanta gente los quiere , no logran dimensionar todo lo que crece tras un nombre. Pero crece, dándole sentido a toda una proyección de amor que ellos generan.

Ahora hay dos niños que sonríen , con una historia muy dura, demasiado para dos cuerpitos tan pequeñitos, demasiado para dos almitas tan nuevas, demasiada experiencia, muy dolorosa para tan poquitos años. Pero vos llegaste a ellos y hoy los dos sonríen. Los dos están juntos. Ellos siguen en su tierra y vos aquí , pero nunca mas estarán solos. Ojalá la vida les permita estar a los tres juntos. La vida es complicada , el hombre es complicado y el amor debe susbsistir dentro de un sistema que muchas veces para salvaguardar lo justo , se vuelve injusto. Pero aún en las circunstancias que hoy tienen los tres; hay dos niños que sonríen en Etiopía, dos hermanos que crecen juntos, como deben crecer todos los hermanos, como deben crecer todos los niños del mundo, bajo la protección y el amor de una madre. Hay todo un camino que recorrer, difícil , duro y a veces desesperante. Sé que mas de una noche no dormirás y que creaste mil brazos cercanos que suplan los tuyos para abrazar a "tus hijos del alma".
Esa madre sos vos... no voy a nombrarte porque no hace falta y porque cuando lo haga haremos un post donde estarán tus proyectos, hoy sólo quería contar una historia de Etiopía, una historia de dos niños , de dos hermanitos, la historia de una madre del corazón , una historia de amor...
Un abrazo muy muy grande.
Muy pronto estaré alli, si Dios quiere, llevando tus besos.

4 comentarios:

emma dijo...

Hola Silvana,
no quiero entrometerme, pero la historia que cuentas ¿es tal como yo la he entendido?:una madre adoptante que llegó a Etiopía, descubrió que su hijo había sido dejado en el orfanato por su hermano porque estaba muy enfermo, pero tenía familia. Ella localizó al hermano, unió a los dos hermanos y se vino sin niño para España. Puede ser? he entendido bien? Es que me parece el colmo del Amor,con mayúscula, algo que no es muy habitual, y no sé si lo he entendido correctamente.
Un abrazo y paciencia que queda poco para el juicio.

Silvana y Carlos dijo...

No exactamente. La mujer de la que hablo no es adoptante. Es una hermosisima persona que unió a dos hermanos huerfanos y cuida desde aquí a ambos, pero los niños siguen en Etiopía. El resto de la historia la entendiste bien. Es una historia de amor fuera de la adopción. Ella es su mamá aunque ningún papel le de ese título. Sólo los protege por amor .Los niños están solos y ella los cuida desde España. El niño enfermo recibe su tratamiento, ( y está muy bien) el mayor está estudiando. Ambos estan cuidados y se visitan habitualmente. Pero continúan bajo la tutela de los servicios sociales etíopes. Seguramente hay muchos detalles que se me escapan , por eso quise contarla sin nombres y de manera mágica, pero he relatado lo que mas me ha emocionado al conocer la historia. Si, es una historia poco habitual para nosotras,las mamás y papás adoptantes, de las tantas que hay en Etiopía .
BEsitos

Mariajo dijo...

Es una historia preciosa... Creo que no hay palabras para describir tanta generosidad, tanto amor y, sobretodo, tanto desprendimiento... Debe ser una persona muy, muy especial.
Un beso,
mariajo

emma dijo...

Gracias por la aclaración Silvana, me parece precioso lo que hace esa persona por los niños, permitirles estudiar y que no le falte de nada, sin que tengan que dejar su país. Gracias por contarla.
Un abrazo
emma

Hacé click sobre el País que quieras saber la hora