16 de enero de 2009

Un nuevo día...

Con la ayuda de dos valerianas y el cansancio acumulado después de un dia estresante, he dormido muy bien. Y cuando uno logra descansar el cuerpo se levanta con fuerzas.
Me ha llamdo Susana, una de mis duendecitas en mi vida, y como ayer yo era una "bolita de negatividad", me ha hablado muy seriamente y me ha dicho VERDADES que me han hecho muy bien.
Así que estoy más animada que ayer y ese hilito de esperanzas tan frágil se ha vuelto mas fuerte.

Cómo en realidad no sé exactamente que es lo que está pasando en Addis, no sé cómo está mi expediente, y no sé las causas de los aplazamientos de ayer ( todavía no se conocen).
Tengo dos posibilidades: darlo todo por perdido y esperar nueva fecha o seguir ilusionada de que dentro de unos días veré a mis hijos.
Nunca me hizo bien adelantarme negativamente a los acontecimientos, eso no me prepara para recibir la mala noticia, al contrario me debilita. Así que he decidido descartar la primer opción y aferrarme a la segunda, a la que me dice que los milagros existen , y quizás esta vez me toca uno a mi, a nosotros.

Perdonen la ciclotimia que tengo últimamente, creo que mis post son un reflejo de lo que me está pasando . Nunca antes había tenido semejante variedad de estados de ánimos. Creo que esto es estres puro , porque no debe hacerle bien al cuerpo subir y bajar vertiginosamente y en segundos. Pero me parece que todas las mamás y papás que estamos en esta camino pasamos por esto.
He visto muchas fotos de madres en Addis y es increíble, aún con la gran felicidad que significa encontrarse con sus hijos, en las fotos se les nota el cansancio y lo vivido.
Al tiempo, cuando vuelves a ver fotos de ellas ya en casa, es impresionante ver el cambio en sus caras y en los niños.
Es inevitable, es un camino duro, muy duro.
Muchas madres amigas, que no han adoptado, me dicen cosas que a veces me soprenden , muchas me dicen que no aguantarían . Y yo me sonrío, porque estoy segura que las mismas que hoy creen que no soportarían esta espera, si estuvieran en mi piel lo harían.
Porque esta fuerza que todas vamos adquiriendo no viene con nosotras, la genera nuestros hijos.
Desde el primer momento, desde que entregamos esa solicitud, aún sin saber concientemente todo lo que nos espera, sabemos que el camino no es fácil. En ese momento no somos concientes de toda la fortaleza que requerirá la espera, pero intuímos que cambiaremos nuestra forma de mirar la vida.
Y así es, a medida que vamos transitando esta elección se nos van presentando situaciones, vivencias que no conocíamos y uno descubre en el interior de nosotros mismos, un universo de sentimientos y fortalezas que no sabíamos que existía.
Por eso proliferan los foros, porque uno necesita que un par, una persona que vive lo mismo que nosotras te diga ...es normal lo que estás sintiendo, a mi también me pasó, yo tengo tus mismas dudas y tus mismos miedos, yo tengo tus euforias y tus ilusiones.
Es mas fácil la empatía de quien conoce este camino. Porque tambièn es normal que quien no lo transita le cueste entenderlo.

Y aún en aquellas personas que no han vivenciado todas estas cosas que nos tocan a las mamás adoptivas, pueden vislumbrar las dificultades.
Esas personas son las que pueden ponerse en la piel de nuestros hijos y desean sinceramente y con toda la profundidad de su alma que esos niños estén en casa, con sus padres.

Y entonces, uno tiene el apoyo completo, porque los que piensan en uno, los que piensan en los niños, logran completar lo que uno siente. Esta desesperación de una madre que necesita abrazar a sus hijos, que necesita cuidarlos y saber que están bien a cada instante, y esa preocupación constante de que hay un niño, o dos, o tres o cuatro que pueden estar pensando que la vida hay que vivirla sin una mamá ni un papá. Eso tiene que ser muy duro y eso es lo que desespera.
No quiero que mis hijos armen ese sentimiento y lo cierren. No quiero que ese dolor los vuelva desconfiados al amor, quiero decirles ya mismo que están equivocados, que la vida ha sido dura pero que pueden confiar en mi y en su padre, que no teman, que los tiempos duros ya pasaron y que el amor que merecen pueden encontrarlo nuevamente.
No será esa madre ni ese padre que conocieron el que los va a acompañar toda la vida. Y esta herida la tenemos que curar juntos y seguramente dejará una cicatriz visible que recordará estos momentos, pero la vida es muy larga y pasan muchas cosas, la vida da muchas oportunidades y esta es una oportunidad para los seis.
Quiero decirles que mi amor es sincero, que desde que supe que existían sentí un dolor muy grande en mi corazón , como si un rayo de amor hubiese entrado en él para transformarlo. Que desde ese día supe que todo lo vivido había valido la pena porque eran ellos los que le daban sentido. Que si en este instante el mismo Dios se me presentara y me ofreciera retroceder el tiempo y me diera un abanico de posibilidades para que yo eligiera. Le pediría que apretara nuevamente el PLAY y que siguiéramos, que lo único que quiero en mi vida es a mis CUATRO SOLES.
Por eso, porque sé lo que quiero, porque lo sabemos. Es que hoy decidí que tendré esperanzas e ilusión hasta que pueda mirar a los ojos a mis cuatro amores, besar sus manitas y decirles cuanto los amo.
Besos ilusionados.

10 comentarios:

Paloma dijo...

Qué duro Silvana, qué bien lo relatas, ... yo empiezo a notar la cuesta arriba del tiempo de espera al primer juicio (del que todavía no tenemos fecha) ... si me pongo en tu lugar ... en fin, es cierto, nuestros hijos nos dan la fortaleza necesaria para lo que sea, ... amor de madre, ... y en nuestro caso en la distancia ...
Mucha fuerza Silvana, es el último "empujoncito", ... seguro.
Samis
Paloma

Nür dijo...

"Porque esta fuerza que todas vamos adquiriendo no viene con nosotras, la genera nuestros hijos" Me ha encantado esta frase!!
Me alegra leerte más contenta, todo irá bien, ya verás! Seguro que a tus soles les encantará leer todas las cosas bonitas que dices...
Un abrazo,
Nür

Anónimo dijo...

Qué la fuerza y el tesón dirijan vuestros pasos....que no haya muro, ni valle, ni montaña escarpada que debilite el deseo inmenso de tener a vuestros soles Silvana...por más dura que sea la lucha, por más grande que sea el cansancio,por más que uno caiga y que tenga que reunir fuerzas una y otra vez para levantarse... No te olvides que sólo la meta cuenta......ese abrazo inmenso y eterno en el que muy pronto os fundireis con vuestros hijos......y todo el dolor, la rabia, la impotencia,el insomnio y las lágrimas, habrán merecido la pena.
Adelante, que nada os detenga!!!
Falta poquito, poquito......
lo dice el aire, el murmullo de las hojas en los árboles,el canto de los pájaros y el oleaje del mar.....me lo dice el tintineo de las estrellas y los rayos del sol....todo lo que os rodea está proclamando que queda poquito, muy poquito.......
Presta atención con los oidos del alma.....puedes oirlo??? yo sí.
Su

Idaira y Tariku dijo...

Ay!!! Silvana cuanta razon tienes, he recordado la dura espera que yo ya pase, pero seguro que rompes esa mala racha q tiene nuestra Ecai, oh las chicas te dan noticias frescas desde Addis, ya estaran por alli, no te derrumbes yo ayer cuando me entere de lso juicios aplazados, solo me acordaba de ti y de Carlos y de esos 4 soles, con los que jugaba en Julio, asi que no te derrumbes pase lo que pase el dia 20 pq esos soles como tu los llama te estaran esperando...

Jennifer dijo...

En primer lugar, muchas gracias por tu comentario, y también que leyendo esta entrada no he podido evitar que se me escapen algunas lagrimillas, y mira que no soy fácil, pero hija, esque expresas tanto amor y tanto sentimiento, que me ha resultado inevitable.

Piensa en positivo Silvana, y que tus cuatro soles están cada vez más cerquita, y serás una mama muy afortunada.

Muchos besos, y no poneros muy nerviosos, jajaja,aunque será inevitable.

Uge dijo...

Me alegra que estés un poquito más animada.
Este camino es duro, muy duro, pero no queda otra, y la recompensa será aún mas gratificante. Vuestros hijos.

HISTORIA DE MUJERES dijo...

hola amiga del alma....
Es verdad todo lo que decis pero tambien se que tenes una fortaleza increible que junto con tu marido se potencia para tan larga y angustiosa espera.....
Llegará.....
Te mandare un mail personal porque no anda bien de salud y tengo que hacerme muchos analisis y dormir dormir dormir...........
Besos de amor desde argentina...

Mariajo dijo...

Qué camino más largo y más duro!! Además tiene tantos momentos y tantas "escalas", que en cada uno de ellos vas haciéndote un poquito más fuerte. Pero reconozco al leerte que el más duro es este que estais viviendo: verlos y no poder tenerlos...
Pero tú lo has dicho, ellos te dan esa fuerza que estás sacando de donde parece que se acabó.
ánimos, muchos ánimos, que el contador de días está expirando y estoy segura de que llegará la buena noticia que tenemos tantas ganas de leer.
Un besazo,
Mariajo

ANA dijo...

Hola Silvana, seguro que tanto amor se vuelca muy pronto en vuestros 4 tesoros.
Gracias por tus palabras...tus sentimientos son preciosos y tu corazón de oro...desde Asturias estaré pendiente del dia 20, enviando todas mis energias para que todo salga bien..la justicia de la vida tiene que propiciar el próximo encuentro con VUESTROS HIJOS.
Un beso muy fuerte
Ana (mamá de dos mellizos de un año nacidos en Etiopia)

Sonia dijo...

Silvana, lo puedes decir mas alto pero no mas claro. Ya te he dicho mil veces que me encanta como escribes, y haces participes a todos los que te leemos, de tus sentimientos . Te entiendo, y tienes mucha razón cuando dices que nadie sabemos lo fuertes y lo que podemos llegar a soportar hasta que estemos en la situación.
Te deseo que tu fuerza positiva se cumpla, y pronto estés con tus niños. Y si el destino quisiera que quedara un poco mas de tiempo, aguanta por ellos, ellos te esperan y te quieren fuerte.
Un millón de besos,
Sonia

Hacé click sobre el País que quieras saber la hora