9 de febrero de 2009

Hija mía...

Mía , muy mía, estas en mi corazón desde hace mucho tiempo y deseo con todas mis fuerzas estar en el tuyo.
Desde anoche vengo dandole vueltas a este post, pensé mucho antes de escribirlo, no quiero ser irrespetuosa con tu intimidad y desde que estamos juntas mis vivencias o lo que pueda contar sobre ti son parte de tu vida, y no se si tengo derecho a contar lo que estamos viviendo hace días.
No tengo claro si te gustará leer esto que escribo, pero necesito hacerlo porque quiero que sepas lo que he sentido desde el primer instante que te vi.

Llegamos a Addis el 24 de enero a primer hora de la mañana y nos dijeron que iriamos a buscarlos por la tarde, despues de comer. El cansancio que sentiamos con papá era muy grande, la noche anterior al viaje no dormimos y durante el viaje tampoco , asi que no insistimos en ir inmediatamente porque queriamos reponer fuerzas .
Llegamos al hotel , nos duchamos y nos acostamos y dormimos exactamente una hora. Pero fue suficiente porque nos despertamos como si hubiesemos dormido una noche entera.
Mi espiritu estaba en lo mas alto , mi adrenalina estaba a tope , pero el espejo...ayyy el espejo ... me devolvia la imagen de los ultimos días, de los ultimos juicios postergados, de la cantidad de emociones y sentimientos, de subidas y bajadas de estados de animos, todo estaba alli en mi cara.
Yo pensé que al momento de verlos todo se borraría , pero hija de mi vida, después de los cuarenta las vivencias no se borran tan facilmente , despues de los cuarenta el rostro de una mujer ya no sabe ocultar o disimular lo vivido.
Estaba mirando esa imagen en el espejo cuando sentí el telefono en la habitacion y a papá diciendo , YA ESTAMOS LISTOS.
Me olvidé de la imagen , del espejo , de mi misma y salí y vi a tu padre emocionado y nervioso diciendome EN CINCO MINUTOS PASAN A BUSCARNOS.
En cinco minutos estábamos sentados juntos en un furgón destartalado que nos llevaría por las calles de Addis hasta ustedes . A medida que ibamos avanzando lo que veía me golpeaba el alma, y mientras mas veia mas ansiedad tenía y sólo quería abrazarte, abrazarlos a los cuatro .
Después de casi media hora el furgón paró frente a un portón que se abrió para darnos paso y pude reconocer el lugar que había visto tantas veces en fotos. Esas fotos que miré en detalles y que conocía como si hubiese estado antes.
Un par de niños se asomaron a la puerta y entraron nuevamente, supongo que a avisarte que habíamos llegado , entré por esa puerta y no estabas, no estaban los cuatro, sólo una hilera de cunas con muchos bebés y en un instante empezaron a aparecer las cuidadoras y los niños y en el medio de ellos estabas vos.
Tan preciosa, tan digna, tan erguida y tan medida. Me viste y viniste hacia mi y me abrazaste y mi corazón quiso salirse . Te abracé y te levanté del suelo y pude sentir la tensión en tu cuerpo tan frágil. Entonces te bajé y volví a poner tus pies en la tierra y te tomé las manos y sentí la aspereza que ya no tienes en ellas y te las besé porque son tus manos lo que mas me ha golpeado el alma.
Estabas triste ese día hija mía, no se que pensabas, yo sentí que te había desilusionado , que no era la mamá que esperabas. Estabas ahi de pie, dejandote llevar por lo que te decían que hicieras y mis ansias de amarte , pero tu mirada estaba entre asustada, triste y fría.
Te pregunté por tus hermanos, y no respondiste , tu mirada se clavó en Wondosen que venía con pasos lentos, sin saber qué hacer , serio, muy serio, sin ninguna expresión mas que su seriedad. Sentí que me temía, a mi , a nosotros, a la situación , que quizas estaba arrepentido de haber deseado ese momento porque ahora prefería lo conocido a todo lo nuevo que llegaba de golpe. Le hablé, lo miré, lo besé , pero estaba paralizado .
Se dejó agarrar las manitos, sin ofrecer resistencia . Sólo dirigió su mirada hacia ti y vos le devolviste la mirada .
Después llegó Demisew, con su cara de susto. Se que hubiese querido estar de la mano de alguno de sus hermanos mayores, pero la realidad lo encontró solito para enfrentarllo todo y vino corriendo y se puso entre mis piernas y su cuerpito se me escurrió entre mis brazos, y lo sentí cobijarse en mi. Inmediatamente trajeron a Yohannes, que llegó muy serio también , lo levanté del suelo como hice con vos y apoyó su cabecita en mi hombro y se quedó quietito recibiendo mi abrazo.
Vi a tu padre intentando abrazarlos a los tres y mirandome como si los brazos no le alcanzaran para todos , percibiendo la tristeza, percibiendo lo mismo que yo sentía y ahi estábamos los seis sin saber bien que hacer, sin saber si ibamos a ser capaces de darles la felicidad que necesitaban.
Quise conocer donde durmieron este tiempo y fue ahí cuando hubo una luz de alegría en tu cara y en la de tu hermano, que me llevaron de la mano hacia las camitas donde dormían.
Y en ese momento me perdí, no fui conciente de tus sentimientos hija mía, porque todo entraba en mi corazón tan rapidamente que no podía asimilarlo. Las cunitas con los bebés, las miradas de tus amiguitos, las cuidadoras que te acariciaban como dandote animo.
Estaba en medio de tu vida hija mía, me habia metido en ella de repente , iba a sacarte de alli, pero tu tristeza me confundía.
Mi mirada y mis sentimientos me aseguraban que tenía mucho para darte , pero tu carita y tus primeras lágrimas me pusieron en una situacion que jamás habia vivido y que me desbordaba por completo.
De repente alguien dijo que ya era el momento de irnos, yo no quería irme porque me daba cuenta que vos no querias irte de alli, pero te vi girar sobre ti misma tan resuelta, y saludar uno a uno a todas las cuidadora, la cocinera, tus amigos. Lo hacías con lágrimas sobre tu carita pero sin detenerte, resuelta, como si supieras convivir con el sufrimiento, como si sufrir no te paralizara.
Sabías lo que tenías que hacer y lo cumplías, llorando sin escandalos, en silencio, con lagrimas que no te obedecian y salían de tus ojitos tristes.
Salimos los seis juntos y nos subimos al furgon que estaba aparcado en el patio y nos sentamos.
Demoramos en irnos y todos se pararon silenciosamente a despedirnos, a despedirlos, a despedirte.
Hija mía, cuanto te quieren todos , hija mía cuanto te quiero, cuanto te queremos papá y yo.
Tus hermanos no lloraron, pero te miraban sufrir y sufrian con vos.
Tus hermanitos pequeños se acurrucaron con papá y conmigo . Wondosen , tu gran compañero de vida, se sentó solito y de repente, vos que estabas sentada conmigo te levantaste y te alejaste de nosotros. Sentí que me decías, HICE TODO LO QUE DEBIA HACER, PERO NO ME PIDAS MAS...
El furgón salió de alli, y empezamos el viaje hacia el hotel . Las lágrimas te caian por la cara sin cesar , pero aún así no dejaste de mirarlo todo, las calles, la gente...siempre mirabas para afuera como si quiseras distraerte , no volviste a mirarnos .
Llegamos al hotel y cuando entraste a la habitacion lo miraste todo y creo que ahi sentiste rabia, bronca , enojo, porque en ese momento decidiste que no serías docil , ni dulce. Lo decidiste, lo se, porque ahora despues de muchos días , te veo luchar con esa decisión que tu orgullo no te permite romper totalmente.
Nos demostraste que por mas que cuidaramos a tus hermanos , ellos eran tuyos y no mios. Y sentí que tenías razón hija mía. Porque se que cuidaste de ellos todo este tiempo y que ellos estan bien por tu desvelo . Lo veo en la forma en que te miran , en la forma en que te respetan, como responden a ti.
Me pusiste muy claro que eras una "mamita "pequeñita y que por mucho trámite, y mucha angustia que yo haya pasado , vos fuiste la que luchaste por ellos y yo no podia llegar a arrebatarte todo este tiempo con una sentencia en la mano.
Tenés razón hija mía. Es a ti a quien tengo que demostrarte que puedo ser una buena madre, porque vos con tus pocos añitos venis siendolo hace mucho tiempo.
Durante los primeros dias nos desafiaste, nos pusiste al limite, nos probaste.
Una sola frase tuya era suficiente para que papá y yo desaparecieramos de tu vida y la de tus hermanos.
Llegamos a enfrentarnos, porque no aceptabas nada, todo lo que te proponíamos era negado sistematicamente, no podiamos tocarte, ni besarte, ni mimarte. Te llamaba y no respondías, la ropita que te llevé no te gustaba, los juguetes tampoco, no te gustaba que te bañara, lo hacías enojada .
Se que hubo un día que te asustaste mucho , porque después de una semana me desbordé y lloré y te agarré de los hombros y te agité y te dije en voz alta SOY TU MAMA, TE QUIERO Y HAGAS LO QUE HAGAS TE VOY A QUERER, quise que se te metiera en la cabeza de golpe, pero lo dije con desesperación y te asustaste y por pirmera vez te vi niña, indefensa . Me arrepentí ,me sentí culpable, quise abrazarte pero no me dejaste y lloré, me viste llorar, y te quedaste mirándome petrificada.
No se si recordarás ese día, yo creo que si, y quisiera que puedas entender lo que me estaba pasando, sólo quería quererte hija mia.
Por momentos dejabas hacer a tus hermanos y los observabas de lejos y los veias acercarse a nostros. En algunos momentos a papá y a mi nos parecía que tenías ganas de hacer lo mismo que ellos , pero resistías y te mantenías . Lloraste varios días, me miraste con desconfianza otros tantos, te irritabas cuando no podía calmar el llanto de tu hermano pequeño y me lo arrancabas de los brazos y con dos palabras lograbas que dejara de llorar. Tapabas su carita con la tuya y le decias muchas veces "baca baca baca baca ..." y él se acurrucaba en tus brazos y se calmaba.
Vos le devolvías a tus hermanos la seguridad que no encontraban en mi.
Por momentos me parecía que planificabas llevarnos al limite como si me estuvieras diciendo A VER SI ES VERDAD QUE NOS QUERES ... pero despues razonaba y pensaba que eras muy chiquita para decidir eso.
Decidí relajarme y verte conectar con todo el mundo, menos conmigo y con papá, empezaste a jugar y a reirte con otras familias, a abrazar a otras mamás, a pasar horas con todos, pero bastaba que nosotros nos acercáramos para que volviera la tension a tu carita y tu mirada enfadada.
Empecé a alejarme, para no hacerte pasar mal, aunque nunca dejé de besarte dormida, ni de acariciar tu pelo , ni de arroparte cada noche.
Te hable mucho mientras dormías, pidiendote que confiaras en mi y jurandote que nuestro amor era verdadero, te dije muchas veces que jamás te dejaría .
Tu compañero de vida, tu hermano , el que te sigue en edad, Tu Wondosen , te acompañó cada instante, en todos tus sentimientos, tus decisiones, tus demostraciones, o tu indiferencia.
Se que te daba rabia que los dos pequeños no te acompañaran como él , pero al mismo tiempo creo que a través de ellos pudiste ver que no te mentía.
Estuviste enferma y te dejaste cuidar . Los cuatro estuvieron enfermos en Addis y no hubo resistencia a nuestros cuidados y pude ver la supervivencia en estado puro.
Cuidaste todo el tiempo mi equidad , verificaste cada instante que los cuatro recibieran lo mismo.
Zapatillas, comida, medicacion . Siempre que le daba algo a alguno de los cuatro nombrabas a los demás como preguntandome si había para los cuatro aquello que vos recibias.
No hubo celos, solo hubo equidad.
Te encontré muchas veces observandome cambiar a tu hermanito pequeño, me mirabas jugar con él , y te relajabas cuando él se reía conmigo.
Pero cada tanto venías a verificar que seguía respondiendote , porque te acercabas y le decías "NA YOHANNES" y cuando él estiraba sus bracitos hacia ti , lo abrazabas y me lo devolvías tranquila.
En esos días difíciles, tuvimos la visita de una mujer etíope que te conocía y a través de ella supe que querías volver al Tsión a despedirte de tus amigos y te lo prometí. Te propuse comprar collarcitos para tus amigos y me pediste dos. los compramos y los guardaste para ellos.
El ultimo día antes de viajar a España fuimos los seis nuevamente al lugar donde te busqué a ti y a tus hermanos .
Todo fue muy diferente a esa primera vez. Tus hermanos pequeños se aferraron a papá y a mi, Demi lloró cuando entramos y me abrazó con fuerzas, Yohannes, no quiso ir con nadie mas que con tu papá , y Wondosen me tomó por primera vez mi mano con fuerza, pero te acompañó como siempre lo hace.
Vos entraste con nosotros y te fuiste a ver a todos, pero hubo algo muy diferente esta vez.
Cuando dijimos de irnos, te despediste sin derramar una lágrima, aceptaste mi mano y nos fuimos los seis , sin girar la cabeza, subiste decidida al furgon , te sentaste nuevamente sola , pero esta vez nos mirabas.
Tus hermanos sonrieron cuando subieron al furgon y el regreso fue tranquilo, aliviado.
Esa misma noche los seis solitos subimos a ese avión que nos traería a casa , y pude ver tu asombro de niña, tu temor de niña ante lo nuevo. Asimismo te mostraste segura y resuelta, te resistías al cinturón de seguridad, como si resistieras a ultranza ante cualquier atadura, pero dormiste durante el viaje y jugaste con tus hermanos en el aeropuerto de Roma y sonreiste muchas muchas veces.
Llegamos a casa el sábado a la noche, despues de un larguisimo viaje de aviones, esperas, y coche desde Madrid a Denia.
Estábamos tan cansados que esa famosa llegada de un niño a su casa que se cuenta en los cuentos o relatan otras madres no fue nuestra historia.
Los cuatro miraron su cama y su habitación casi suplicando que todo terminara y entonces decidimos que ya estaba bien , que era suficiente y papá y mama los acostaron a los cuatro.
Y llegó el domingo, y te levantaste con tu mejor sonrisa, y todos tus hermanos sonrieron como si lo que mas quisieran fuera verte feliz.
Y jugamos, nos reimos, nos besamos, pude peinar tu pelo precioso, embadurnarte la cara de crema y mirarnos juntas al espejo.
Hija mía, por mas libros y experiencias leidas , no puedo saber que te ha pasado, y que es lo que sigue pasandote con papá, no puedo conocer tus sufrimientos hasta que puedas contarmelos, no puedo ayudarte hasta que me dejes hacerlo, pero te escribo esto hija de mi alma para que sepas que te amamos, asi tal cual sos, con tus enfados, con tus dolores, con tus rebeldias, con tu rabia, y con tu vida. Que no quiero, que no queremos cambiarte, solo queremos cuidarte, quererte , mimarte, ayudarte, guiarte, y que por fin puedas confiar en nostros, que te sientas segura y que puedas decirle al mundo , y decirte a ti misma que tenés un papá y una mamá que te aman sin condiciones y durante toda la vida.
Hija de mi vida, ojalá pronto puedas entenderlo, ojalá puedas querernos, ojalá nos adoptes pronto, ojalá puedas dejar que cuide de tus hermanos , con la seguridad de que los amamos tanto como a vos y que puedas vivir tu vida de niña sintiendo el amor que tenemos para ti.
No importa el tiempo que nos lleve, aquí estaré, aqui estaremos, al lado tuyo , con el amor creciendo cada día .
Te quiero mi reina, mi niña, MI HIJA.
Te amamos y te amaremos toda la vida
PAPÁ Y MAMÁ.

42 comentarios:

Marian dijo...

Es impresionante este texto. Me hiciste llorar. Me gustaría linkearlo en mi blog si me lo autorizás. Después de leer ésto no me queda ninguna duda que son una familia de verdad. Tienen mucha suerte de tenerse. Beso enorme a los 6!!

Carmen dijo...

Hola guapisima, no se que decirte, mientras leia tu entrada e sentido pena, dolor, rabia, felicidad, un monton de sentimientos quizas contradictorios por ser muy diferentes pero todos y cada un de ellos esconde una historia en si mismo al igual que tu pequeña esconde su historia y que algun dia te contará con total cnfianza de madre a hija.
Muchisimas gracias por contarnos estas cosas tan intimas de tus hijos y tus vivencias, he llorado muchisimo y ahora sigo llorando d pena por lo que tu hija abrá sufriso, de alegria por que dentro de poco sera una niña mas que espero solo piense en jugar y de rabia por todos aquellos niños que no tendran la misma suerte que tus peques.
Disfruta muchisimo de ellos, te los mereces y ellos os merecen.
Mil besos de chocolate.

Jennifer dijo...

Hola Silvana, la verdad me has dejado sin palabras, vaya entrada con más sentimiento, llena de momentos felizes y de impotencia a la vez. Tu hija tiene que ser impresionante y os ha demostrado que es una valiente de los pies a la cabeza, y me alegro de que todo vaya marchando bien.

Muchos besos familia y os deseo de todo corazón mucha felicidad.

Fátima. Mamá adoptiva en Costa de Marfil dijo...

Silvana yo soy madre adoptiva desde hace un año pero no he podido contener mis lágrimas al leerte. Se lo que sientes, o por lo menos lo imagino, pero la verdad es que cada niño trae un peso a sus espaldas, un peso que es su pasado y cuanta más edad tenga el peso con el que cargan es mayor. Confío en que tu hija tarde o temprano abrirá su corazón hacia vosotros cuando se de cuenta de que la amas y de que ese amor será para siempre.
Muchísima suerte en vuestra tarea de padres.
Fátima y Armel

Graciela desde Rosario dijo...

QUERIDOS PAPIS TIENEN LA HERMOSA FAMILIA SOÑADA Y ES ESA PEQUEÑA GRAN REINA MADRE QUIEN ESTA LUCHANDO CON LOS LAZOS DEL AMOR RECIBIDO PARA COMPARTIR ENTRE SEIS ESTE PREMIO DE LA VIDA. BESOS PARA LOS SEIS.

Fabiana dijo...

Por Dios! ...que relato. Se me hizo un nudo la garganta.
Sos toda una madraza mujer, y con todas las letras. No hace falta tenerlos 9 meses en el vientre, tu instinto de madre te sale a flor de piel. Todo el amor que necesitan, ellos lo encontraron!!

Un besote enorme, desde Buenos Aires!

AliciA dijo...

Hola Silvana,
Primero de todo, bienvenidos a casa!
Lo que cuentas de tu hija es muy comun y normal en chicos que han sufrido uno o varios abandonos y va a necesitar tiempo para superar el trauma.
Feromsa tambien tiene sus problemas y las primeras semanas fueron duras. Por suerte gracias a unos libros que estuve leyendo de como hacer frente a chicos que tienen estos problemas, en pocos dias superamos casi todos los problemas y ahora Feromsa se ha integrado a la familia.
Los chicos con abandono o abuso tratan siempre de retener el control porque es un mecanismo de supervivencia y buscan por todos los medios de mantener a los padres a distancia, no lo tomen como algo personal.
Si necesitan ayuda te puedo recomendar libros o compartir experiencias, ya que estamos pasando por lo mismo.
Lo importante es no perder la paciencia ni deseperarse, tarde o temprano todo va a llegar a un nuevo equilibrio.
Muchos besos para todos!
AliciA

Fitzgerald Brigitte dijo...

mE ESTREMECI!! QUE GANAS DE LLORAR!! ME DEJASTE MUY EMOCIONADA CON ESTO... TANTOS DIAS ESPERANDO NOTICIAS DE USTEDES VALIERON LA PENA.
ESTE ES UN POST REALMENTE HERMOS PARA UNA VIDA HERMOSA QUE ESTA COMENZANDO!
FELICITO A TU HIJA POR LA DEVOCION A SUS HERMANITOS, ES UNA DIVINA, A VOS POR TU AMOR Y A TU ESPOSO, A TODA TU PRECIOSA FAMILIA QUE DIOS LOS BENDIGA MUCHO!

MUCHAS BENDICIONES PARA LOS 6!! Q SIEMPRE SEAN FELICES.

Mariajo dijo...

Uffff... estoy muy emocionada. Tremendo tu relato. No sé describir por cuantos estados de ánimo he pasado mientras lo leía. Pero con tanto amor y un poco de tiempo, podreis ir reparando poco a poco el dolor que le hayan provocado sus vivencias, aquello que le hace estar así...
Mucha fuerza hoy, mañana, y cada día de esta nueva vida... Para vosotros y para vuestra hija, que ya decía tanto con aquella mirada.
Un beso,
mariajo

pululante ser dijo...

ay, Silvana, no veas cómo estoy llorando con tu post. Qué difíciles han tenido que ser estos primeros días, pero seguro que también preciosos y más bonitos serán conforme os vayáis adoptando mutuamente. ¡Con el amor que os sale por todos los poros de la piel seguro que es muy pronto! Un beso muy fuerte para los seis.

talitakumi dijo...

Bendiciones familia , y yo aqui sigo llorando ,mescla de dolor y alegria dolor porque aun quedan muchas niñas como la tuya ,solitas y sin la bendicion de tener el amor de papa y mama como tu princesa ,y mucha alegria porque ellos si los tienen a ustedes y tras de ustedes a muchas otras personas que cada ves estoy mas segura los llenaran de amor ese que por mucho tiempo no sintieron el que brinda el calor de los abrazos y mimos de tios ,abuelos , mama y papa .
Tu princesa ,no temas por ella ya esta segura , y muy prontito reira y sera tan feliz como todos en tu hogar , ya estan juntos es tiempo de caminar !! besotes desde argentina y bendiciones de Dios para ti y toda tu gran familia que el amor de Dios los cubra siempre . nos estamos viendo.

Laura dijo...

Buf silvana... cuanto sentimiento en tus palabras, cuanto amor y cuanta esperanza...
Sé que podreis hacerlo, pero esto necesita su tiempo.. y como dices, a pesar de haber leído mucho cuando lo tienes delante,... debe ser complicadisimo.
Tu hija necesita dejar de ser mujer y volver a ser niña... le ha tocado vivir algo muy fuerte con su corta edad y necesita su tiempo para relajarse, saber que a los 3 pequeños los cuidais vosotros y que por fin ella puede volver a ser una niña... o simplemente serlo, ya que quizá no lo ha sido nunca.
Os deseo lo mejor silvana, quizá seria bueno poder estar a ratos sola con ella, jugar, pintar... cositas solas, que os hagan conectar.
Un beso.
Laura.

pepi dijo...

Ayss Silvana aquí estoy llorando emocionadísima de leerte. Estoy segura que tu hija ya os está adoptando poco a poco aunque aún no lo muestre pero en su interior es así, ya verás como en poquito os lo demuestra. Un beso muy grande para esa gran familia que formais.

Aurora dijo...

Sabes lo que más aprecio? Tu sinceridad. El ser capaz de decir: no es todo tan bonito. ¡qué poca gente tiene esa capacidad!
Silvana, es un placer leerte.
Y espero fotos!
Besos a todos!

Anónimo dijo...

Silvana ,cuanto amor de MADRE hay en tus palabras,tu hija tiene la mejor madre del mundo.
besos Isabel

Blanca dijo...

Hola guapa. Enhorabuena porque tú has comprendido desde el principio, lo que otras somos conscientes sólo más tarde porque tenemos una alegría artificial durante esos días que empaña las verdaderas emociones. Quizás obligada por la edad de tus hijos. En cualquier forma, quiero que sepas que esos sentimientos son más generales de lo que se se piensa.

Y mucho ánimo para que puedas mantener el control de tus emociones ante tus hijos. Tienes razón, es mejor descargarse escribiendo.

Entiendo muy bien tus reticencias a publicar ese texto. Yo también escribo cosas para que mis hijos puedan leerlo el día de mañana muy freco. También por el temor de no tener la oportunidad de contárselo o por miedo a olvidarlas. Pero muchas cosas las pongo en "borrador" y no las publico, precisamente por esa reticencia.

En cualquier caso, aprecio mucho el regalo que nos haces de tus confidencias.

Un beso. No sé qué más decirte. Con cariño, Blanca

Cristina y Diego dijo...

Silvana tienes unos hijos maravillosos... con todo ese amor que tiennes poco a poco conseguireis que os adopte, da la sensacion de que lo tiene que haber pasado mal tu niña, pero a tu lado todo eso pasara y estareis muy muy felices los 6 juntos
Muchos besos y animo familia

Sonia dijo...

Silvana... gracias. Estoy tan emocionada que casi no puedo escribir. Sigue así, amando a tu hija y a tus hijos.
Un beso enorme,
Sonia

Alicia dijo...

Silvana aqui me tienes llorando como una magdalena. He podido sentir el dolor de tu hija, la desconfianza, el verse desplazada ante sus hermanos. Pero también quiero darte esperanzas... y es que ese mismo comportamiento lo he visto en otros niños que han sido "papás" de sus hermanos, y todo ha salido bien.. con lágrimas, con superación y con mucho, mucho amor.
Abenezer también tuvo su adaptación, y en Adis lo pasamos mal. A su padre no lo ha reconocido como tal hasta bien pasado los meses y los meses. Hoy lo miro jugar , reir y loquito con su padre y no me lo creo.
Es cierto que por mucho que leamos, por mucho que nos imaginemos.. nada es como pensábamos.
Pero sé que esto serán sentimientos refeljados en un post, y que caminareis hacia delante como una familia, que es lo que sois... y que tu pequeña "mamá" despertará un día convertida en una niña que necesita los cuidados de su papá y su mamá.. vosotros.
besos desde Sevilla, Alicia, JM y Abenezer Nicolás

Mariana dijo...

Querida amiga, que te puedo decir...realmente fuerte lo que has escrito y llore bastante, no por que tu hija este pasando contigo este momento dificil, sino por tu amor hacia ella, tu amor de madre...tenes un hermoso corazon...y tanto amor para los cuatro...que Dios te bendiga y te guarde siempre y te de sabiduría para hacerte entender, que los 4 aprendan rapido el idioma y que se adapten lo mas rapido posible...
Te quiero mucho..
Bendiciones.
Mariana

PATRI dijo...

EN PRIMER LUGAR DECIRTE QUE ESTOY MUY ORGULLOSA DE Q HAYA GENTE COMO TU EN ESTE MUNDO Y DECIRTE Q ERES MUY FUERTE Y Q TENGAS PACIENCIA HASTE LA IDEA D Q ES UNA VIVENCIA UNICA Q SOLO VIVIRAN TU Y TU HIJA UNICAMENTE Y Q POR MUCHO Q LO CUENTES Y NOS EXPLIQUES SERA ALGO ESPECIAL ENTRE TU Y ELLA Q SIEMPRE RECORDARAN.REALMENTE ES COMO UN PARTO ALGO Q SOLO PODRAS SENTIR TU Y ELLA.ENORABUENA

Esperando la llegada de nuestros bomboncitos dijo...

Silvana muchas gracias por contarnos tus experiencias y mostrarnos la realidad, es muy emotivo, impresionante.
Según iba leyendo el post, entendía perfectamente los comportamientos de tu hija, su tristeza, su rabia, sus lágrimas...ella sóla durante un tiempo he ejercido de madre de sus tres hermanos, una gran responsabilidad para una niña de su edad, pero lo ha echo por instinto de superación y protección.
También he comprendido tus sentimientos de impotencia, angustia, llanto, rabia...no debe ser nada fácil meterse de golpe en la vida de nuestros hijos.
Creo que algo parecido podemos pasar nosotros al ser Sara mayor y estar cuidando de Abel, por eso te agradezco enormemente tu relato.
Con amor, paciencia y tiempo todo irá mejor. Habrá dias mejores y otros peores...pero es un camino que debemos pasar hasta que nos adoptemos mutuamente.
Muchos besos familia.

Lyd dijo...

Se me ha quemado la comida...
Ha sido una entrada preciosa y estoy segura de que poco a poco todo irá poniéndose en su lugar y todo ese amor que teneis tendrá un lugar en el corazón de vuestros hijos. No tengo palabras para expresar la emoción que he sentido al leer estas palabras.
Ánimo a los 6!

mar dijo...

No encuentro palabras para decirte. Sólo que es cuestión de tiempo, que tu hija necesita ser libre para ser niña, pues nunca lo ha sido: la vida le ha dado unas responsabilidades que no corresponden a su edad.
Gracias por contar tu experiencia.
Como ya han dicho en otros comentarios, es imposible leerla sin llorar.
Un besazo
Mar

Nür dijo...

Sin palabras. Tengo la piel de gallina y los ojos encharcados... Silvana, me has emocionado.
Eres toda una madraza, y tu hija lo sabe, aunque lo disimule :D

Un abrazo,
Nür

Arantxa dijo...

Gracias por esta entrada, sincera y 100% respetuosa , Silvana, de eso no tengas ninguna duda.

Cuando estaba leyendo me vino a la cabeza una pregunta que me hace de vez en cuando reflexionar;
¿ Crees que si hablaras con los peces se creerían a la primera que hay aves que vuelan?
Yo creo que no se lo creerían ni a la segunda, solo con el tiempo...

Lo mismo con tu hija, daros tiempo, se rendirá a lo evidente!!!
Ahora tienE unos papas y una verdadera falimia que le cuidara a ella a sus hermanitos PARA SIEMPRE
Mil besitos
Arantxa

pau dijo...

Silvana,aquí estoy,como todas,emocionada,llorando y con la piel de gallina.
Tu hija ha sido esa pequeña mamá que relatas y poco a poco,viendo como tú y tu marido os ocupais de todo,será capaz de delegar,y de ser simplemente una más,con su responsabilidad,eso sí,pues jamás dejará de velar por sus hermanos como ha hecho siempre pero...verá que el amor que le dais,y,especialmente tu ternura,puede con todo,y que ella podrá confiar en tí para que los cuides y eduques.
Jamás había leido un texto tan cargado de sentimientos,jamás.
Serás,sereis,unos padres fantásticos...coño,ya lo sois!!!
pau y meseret

Laura dijo...

No he podido evitar volver a leerme el texto... no hay palabras.
Silvana,... pienso que quizá podria serte util privatizar el blog... asi sabrias que quién te lee es solo quién tu decides que lea.. creo que es fácil y solo hay que dar permiso por el mail a la gente que sepas que quieres que lea y listo.
Laura.

lourdes Y nino dijo...

silvana esta mañana antes de irme a trabajar he leido tu relato y...no supe que decirte ,he estado todo el dia pensando en ustedes y aun no te puedo expresar aqui con letras lo que siento...
solo te puedo decir,y te lo digo por experiencia,que cuando se quiere se sufre...y cuando somos madres tenemos muchas satisfaciones ,pero sufrimos...esa personita te duele donde nadie ha llegado ni puede llegar...ANIMO,teneis que ser fuerte,NINGUNA maternidad es facil,y yo se que no hay enfermedad que el amor no pueda curar..besitos a los seis

N.M y R.G dijo...

Silvana, me has dejado sin palabras.
Simplemente mucho animo, mucha paciencia y todo el amor del mundo que es lo que ya le estais dando a esos 4 soles.
Tu niña poco a poco confiará en vosotros y estoy segura que os querrá muchisimo, es una niña y necesita tiempo para comprender, para asimilar.
Un besazo.
FAMILIA COLORIN AL COMPLETO

Reyes, Sevilla - Etiopia dijo...

Solo quería decirte que muchas gracias por este post, estoy emocionado y creo que gracias a lo que relatas podré comprender mejor a mi hija... No cabe la menor duda, ya sois una familia.

ester dijo...

Hola familia! bienvenidos a casa!!!! anoche lei vuestra primera entrada e intenté dejaros un comentari...pero mi teclado murio...hoy he entrado para acabar lo que no pude hacer ayer y me encuentro con esta pedazo de entrada!! que bonito todo,cada una de tus palabras es un regalo al corazón, tu hija tiene una gran madre y si duda ella es una gran hija...ahora os lo está poniendo dificil...pero que hariamos nosotros en su lugar??? es lo más normal del mundo, y cada batalla ganada será más reconfortante si cabe.

Solo quiero mandaros muchos muchos besitos a los 6 y gracias pro contarnos esto...sin duda no es de ayuda.

Ester.

http://enunbosquedelachina.spaces.live.com/

Anónimo dijo...

Este texto es impresionante.
He llorado y he sentido que estaba allí con ustedes compartiendo el momento.
Registra lo que escribes porque es de un valor impresionante.

Enhorabuena por esa familia.

Eres un ejemplo para mi.

Anónimo dijo...

He leido la entrada tres veces, he llorado contigo tres veces, he sentido tu dolor de MADRE, se que tu sabias que las cosas no iban a ser faciles, pero tambien se que eres la mejor MADRE para tu HIJA, y para tus HIJOS, se, aunque ellos aun no lo sepan, que son los niños mas afortunados de la tierra, que la vida les ha reservado los mejores PADRES, y que pronto nos escribiras una entrada en la que nos contaras cuan unidas estais las dos, y lo felices que sois juntas.
Animo, guarda todo lo que escribes, tu hija se sentira orugullosa el dia que pueda enteneder tus palabras.
Como alguien ha escrito en los comentarios, a mi tambien me ha parecido una entrada muy respetuosa.
Besos
Msa

Tus Papás dijo...

Hola Silvana,
Me ha emocionado mucho leer lo que has escrito.
Tu hija es una niña muy valiente y una gran luchadora.
Dale tiempo, la adaptación en ocasiones es dificil.
Gracias por compartirlo con nosotros.
Un abrazo

Paula e Ivo dijo...

Hola Silvana y Carlos: Muy fuerte, valiente y conmovedor el relato que hacen en este post.
Por lo que cuentan a pesar de las dificultades las cosas han ido cada día un poco mejor.
Tal vez las reacciones iniciales de tu hija sean naturales por su historia y por haber tenido que hacerse cargo solita de sus hermanitos, estoy segura que con el tiempo y con tanto amor y contención por parte de Uds., sus papás, aprenderá y disfrutará mucho de ser "niña e hija".
Estoy segura que con paciencia y amor todo se cura.
Un beso grand a los 6 y muchas felicitaciones!!!

Silvia y Mario dijo...

Yo no he podido leer el texto en voz alta sin pararme a suspirar. Tu pequeña no sabrá todavía leer cuando pueda empezar a disfrutar de todo este amor que sientes por ella.

Es un relato ESPECTACULAR. Un trocito de vuestra vida. Una EXPERIENCIA ÚNICA de adaptación de NIÑOS MAYORES... Un auténtico relato que guardará ella, y muchos de nosotros, en el fondo de nuestros corazones.

Un abrazo fuerte, muy fuerte.

rayli dijo...

Creo que tu hija estara muy orgullosa cuando pueda entender tus palabras ... son preciosas estan descritos todos esos sentimientos que tienes por ella en esencia pura.
Muchas felicidades familia y muchos animos.
Lirios

alejandra dijo...

silvana, lei tu post moqueando como loca.
no tengo mucho mas para agregar, les mando un beso y un abrazo fuerte, mucha fuerza y felicidad para los 6.

Bego dijo...

Silvana, tu hija es un tesoro y tú una MADRAZA. Ella no va a tardar en darse cuenta de esto, poco a poco.

No puedo añadir mucho más a todas las cosas que ya te han dicho las demás, que es realmente estremecedor tu relato, por aquello de ponerte la piel de gallina y los ojos llorosos... gracias por compartirlo.

Suerte!

Un beso

Bego

NEGRITA dijo...

HOLA SILVANA:SON LAS PALABRAS MÁS DULCES QUE HE LEÍDO, LAS QUE BROTAN TAN PURAS DEL AMOR, NO DECAIGAS QUE CADA DÍA TENGAS MÁS FORTALEZA, QUE DIOS SE ENCARGARÁ DEL RESTO, UN FUERTE ABRAZO DE ESTA ABUELA DE LA ARGENTINA,TERE

Paula dijo...

Hay cómo me hiciste llorar.
Nosotros estamos empezando.
y por más que lea y lea, se que no se está nunca preparado para estas cosas...
te regalo el mismo proverbio chino que uso cuando me la ponen dura en Argentina con los tràmites...
cuando te canses, siéntate al borde del camino, de espaldas a lo caminado y de frente al por venir...

Hacé click sobre el País que quieras saber la hora