30 de marzo de 2009

Van surgiendo cosas nuevas...

A la noche, después de cenar , hemos hecho una rutina que consiste en que papá y mamá se sientan en el sofá y los cuatro soles con sus almohadones y mantitas se acuestan en la alfombra. Todos vemos televisión. Debo decir que la programación que estamos viendo no es de lo mas entretenida para nosotros , pero disfrutamos el momento de que todos estén tranquilos.
Excepto Yohannes, que camina sin cesar, con las respectivas quejas de sus hermanos cada vez que los pisa o cruza frente al televisor.
Yohannes es muy inquieto y no se sienta nunca .... , el va y viene continuamente, sube y baja , se le ocurre abrir los brazos y poner la boquita como un corazoncito , con lo cual uno lo abraza y lo sube en brazos, pero él sólo quiere dar un beso y retenerlo es cambiarle el humor , asi que un besito y abajo a seguir en movimiento. Pero hasta él ha aprendido que en ese momento debe jugar solito.
En ese momento los miro y pienso un poquito, en estos días he observado que están cada vez mas ligados a mi , pero tambien descubro que están perdiendo autonomía. Los chiquitos que hacían todo solito , recurren a mi para todo, tuvimos que repasar con Wondosen el arte de atarnos los cordones de las zpatillas para que lo recordara porque de repente se olvidó , Demisew ya no podía ponerse el pijama solo y Yohannes ha comenzado a pedir todo llorisqueando.
Esto hace que por un lado mi sensacion de madre se vea gratificada , porque no hay misterios en eso , aun a pesar del cansancio, la dependencia de los hijos nos hace sentir indispensables.
Pero por otro lado cuatro niños diciendo mamá, mamá , mamá , mamá todo el tiempo me hace pensar que vamos a necesitar recuperar de a poco esa independencia que ellos ya conocían, quizás desde otro lado de la historia, ya no por supervivencia, sino por la necesidad de ir creciendo .
Sé que todo lleva su tiempo y retroceder a veces es bueno para tomar impulso, tambien debe haber un cumulo de errores de mi parte que provocan todo esto.
No tengo claro hasta donde es un reclamo de amor y donde empiezan los efectos de la sobreprotección.
Nos llevará un tiempo descubrirlo.
Lo que me preocupa, no es tanto la dependencia como hecho en sí , sino el hecho de que siempre alguien termina frustrandose, porque no puedo responder al reclamo o el pedido de los cuatro. Por eso pienso que tengo que cuidar y observar mucho estos cambios, para saber darme cuenta cuando es el momento , hasta donde es una regresión lógica y sana piscologicamente , y donde empieza la manipulación , la comodidad .
Ahora estamos pasando por una etapa de chivatazos ...jajaja...continuamente tengo alguno de los cuatro acusando a su o sus hermanos de algo, "me pegó", " me quitó el juguete", etc etc... es continuo. Por un lado veo que el corporativismo que tenian mis hijos durante el primer mes ha desaparecido por completo.
También estamos pasando por una erupción de celos. Todos estan celosos de todo y con sopresa descubro los celos de Wondo con respecto a su hermana.
Demisew tiene celos de Yohannes desde el primer día que los tuve en brazos, pero es ahora Yohannes el que demuestra celos de Demisew.
Aynalem observa, ella es mas prudente y espera los momentos justos para hacer sus reclamos, es como si supiera darse cuenta del momento exacto en el que es imposible negarle lo que pide , si a la noche me pide que le haga "upa" y le digo que no porque mi cintura ya no resiste mas, ella me saca el inventario de todas las veces que levanté en brazos a sus hermanos... ella es precisa, no hace berrinches, reclama con pruebas ... me recuerda a mi misma a su edad.
A Wondosen le estoy notando una actitud provocadora, hasta hace unos días no hacía falta repetirle las cosas, ahora está negativo, tiene el NO en la punta de la lengua , en este momento está lloviendo en Denia y acabo de comentarlo ESTÁ LLOVIENDO dije y él me dijo NO ESTA LLOVIENDO. Los dos salimos al balcón , hice que pusiera su manito bajo la lluvia y le pregunté ...LLUEVE??? y se sonrió, con esa cara de picaro que tiene, como diciendome TODO TE LO TOMAS EN SERIO ... jajajaj.
Y me pregunto si dice muchos NO porque escucha muchos NO, o es simplemente una forma que encontró para que me dirija a él y le explique todo, o es algo de la edad, o quizás debo dejar de pensar un poco ...
Si , quizás debiera dejar de observar cada cosita, pero es que siento que estos días que estamos viviendo son muy muy importantes ...

11 comentarios:

Nür dijo...

Lo sientes y lo son. Son días importantísimos; pero no por ello creo que debas cuestionártelo todo.
Estoy segura que lo estais haciendo fenomenal, así que deja que todo siga su curso!
Un abrazo,
Nür

PD: Sí, llueveee!!!

Mariajo dijo...

Yo creo que cada uno de ellos está buscando su espacio, su lugar individual dentro de esta gran familia que habeis formado... Pero eso no es malo, seguramente antes no habían podido reclamar esa posición, y ahora se sienten seguros y por eso lo hacen... yo no sé qué hay que hacer, pero seguramente es demostrarles a cada uno que tienen SU lugar en esta familia, pero que hay unas normas compartidas para todos.
Es difícil, imagino, pero creo que es la demostración de que, emocionalmente, empiezan a sentirse seguros como para demostrar cosas.
Ánimos y un beso,
mariajo
Por cierto, felicidades a tu niña, que con todos mis líos se me olvidó felicitarla. Además, me ha encantado ver esas sonrisas tan fantásticas!!

Laura dijo...

Yo pienso que las regresiones que cuentas son totalmente normales, hay etapas de la vida que tus hijos no las han vivido y necesitan vivirlas... aunque wondosen supiera atarse los cordones, quizá necesita vivir el hecho de que SU madre le enseñe a atarselos...
Y los celos y chivatazos, creo que son parte del proceso, están empezando a ser independeintes, están empezando a relajarse y a ver que cada uno tiene su espacio aquí y que ya no tienen que cuidarse unos a otros porqué para eso estáis vosotros.
No os cuestioneis... lo estais haciendo bien, la cara de tus hijos lo dice.
laura.

Fátima. Mamá adoptiva en Costa de Marfil dijo...

Es normal que cada día se sientan más unidos a vosotros. Aunque antes eran más independientes no dejan de ser niños y eso lo demuestran acudiendo a ti cada vez que necesitan algo. Disfrutar cada momento con ellos.
Bicos
Fátima

Lyd dijo...

Me da la impresión de que vuestros hijos están quizás pasando las etapas infantiles que antes no han podido pasar; ahora están en una situación en la que pueden sentirse y comportarse como hijos, hermanos y miembros de una familia, cada uno en un lugar lógico para su edad o para la edad que no han podido tener antes, quizás... es una opinión. Celos, reclamos, decir no a todo (bueno hay una edad, ahora no recuerdo cual es, que es precisamente la del NO por sistema, o la del POR QUÉ por sistema, etc), ¿no son etapas lógicas de los hijos?
Claro que sí, quizás te fijas, observas y te preocupas demasiado... pero ¿no es eso quizás también normal en una madre?
Mucho ánimo y fuerza!

Lyd.

Carmen dijo...

importantes? deben de ser maravillosos, tu al igual que hariamos todas lo observas todo por que eso es amor de madre, por que los quieres y ellos te estan demostrando que ellos a ti tambien por eso sus reclamos, sus celos y demas.
Disfruta mucho que aunque agotadores deben de ser dias preciosos e ineditos.
Mil besos de chocolate como los que recibes todos los dias.

Anónimo dijo...

Enhorabuena estais empezando a ser una familia.
Vuestros hijos ya son hijos primero y despues hermanos.
Y vosotros ya sois papás.
Déjate llevar, como hasta ahora, por el corazón y los kilos de sentido común que tienes

Anónimo dijo...

No te agobies: la regresión es una etapa muy típica de la adaptación, y es buena señal. Ellso quieren vivir ahora lo que no han vivido antes, sentirse pequeños y protegidos. No lo estás haciendo mal, sino todo lo contrario: es que ahora ellos necesitan esos mimos y esas atenciones.

Recuerdo una anécdota preciosa que me contó una amiga que trajo un niño de 7 años de Etiopía. Cuando ya manejaba el idioma, dijo un día: "desde que estoy aquí, cada vez que pasa, en vez de ser más mayor, soy más pequeño". Y es que acostumbrado a lidiar solo con la vida, se encontró de repente querido, mimado, cuidado - y le encantaba.

Creo que hoy en día nos empeñamos en acortar la niñez de los niños y alargar su adolescencia hasta los 30, y… no sé, creo que es un error. Tus hijos tienen mucha niñez que recuperar, ¡aunque a tí te vayan a volver a loca en el intento!

No nos conocemos, pero sigo tu blog porque me encanta el respeto con el que hablas de tus hijos y tu capacidad de ponerte en su lugar: es muy bonito.

Besos,
S.

Mariela dijo...

Es una muy buena señal que tus hijos reclamen tu atenciòn en forma individual. Eso hace evidente que ustedes estàn haciendo un muy buen trabajo con ellos. Que los 2 mayores se corran del lugar de protectores de sus hermanitos y se puedan poner a su mismo nivel es genial, porque en realidad, con 5 y 6 años, son muy chiquitos tambièn.
Por otra parte, es lògico que por momentos te sientas abrumada por la atenciòn que demandan, en ocasiones todos al mismo tiempo. Tener 1 hijo muchas veces es agotador, ni imagino 4 juntos y tan chiquitos todos! Es evidente que todo va maravillosamente, y no me cabe duda de que vas a sortear las dificultades con amor y sentido comùn, dos cosas que tienen de sobra. Saludos

míriam dijo...

Ayyyy como te entiendo, y vosotros con cuatro. Calma, mucha calma... Yo también pienso que es muy normal que pierdan esa autonomía (luego la recuperan) y ese NO... que luego pasa... Es más te diré que los primeros dias que iban a la escuela yo estaba en casa sola y a veces me parecía oir "mamá" y solo eran dos, no me imagino lo que puede ser con cuatro.
Estos dias leyendo tu blog hemos recordado mucho y ahora desde la corta distancia creo que lo que nos pasa es que necesitamos estar pendientes de todo, de cada instante, para que no te pierdas nada, y no me refiero a cosas materiales... sino ningún sentimiento de los niños, ningún enfado, ninguna necesidad afectiva... no se si me explico. Pero a mi eso me producía mucho estres, mucho cansancio. Ahora veo que, sin dejar de pensar en esas cosas, todo se ha normalizado un poquito y estamos mucho más relajados.
Verás como todo llega.

Un beso,
Míriam.

Laura dijo...

PArece que poco a poco se van comportando como los niños que son ya ceptando que los padres hagan las cosas de pdres..........te mando un beso enorme y fuerzas en esta etapa de berrinches divinos.
Lau

Hacé click sobre el País que quieras saber la hora