24 de enero de 2010

Un año juntos...

Y ahi estábamos los seis ... yo tan lejos de casa, tan lejos del lugar que me vio nacer y crecer , lejos también de la tierra donde empezó el camino para formar mi familia...lejos ..lejos ...
Ahi estaban ustedes , mis soles, con el corazón lleno de miedos. En un lugar donde no habían decidido estar, en un lugar que conoce de lágrimas y de soledad, de incertidumbres y temores. Un lugar que lo único que prometía es que algún blanco iría a buscarlos para traerlos a España . Pero esa España que tanto prometía para los adultos era para ustedes una incógnita , qué será , dónde viviremos, nos cuidarán , nos querrán? . Esa España que los alejaba del papá de Etiopía , de los hermanitos que quedaron con él , de esa casita que guarda el recuerdo de mamá de Etiopía , de los primeros pasos, de los primeros llantos, de las primeras risas y del primer gran dolor de la vida.
Todos esperábamos ese momento con tanta ansiedad y tanto miedo que hoy , un año después no puedo decir que sea un día que hay que celebrar.
No tengo la visión de muchas mamás que lo sienten como el más maravilloso de sus vidas, no siento eso... siento que fué un día de mucho dolor para mis hijos, de mucho miedo. Sé que no lo vivieron con felicidad, y se que la felicidad de ellos llegó de la mano de la seguridad y de la confianza y eso llegaría mucho después.
Yo vi sus caritas, sus ojos, su cuerpitos tensos, yo los vi refugiarse en personas conocidas, y mirarme con temor, yo los vi alejarse con dolor de ese lugar donde habían vivido , que les daba la seguridad de saber lo que seguía, lo que había que hacer y lo que no, lo que podía pasar.
Sé que allí alimentaron en sus cabecitas que la llegada de un papá y una mamá blanca que los sacarían de allí era algo bueno , y que se convencieron de eso, sé que allí pudieron hacer el duelo de una mamá biológica que ya no estaba y un papá que aman y que no volverían a ver. Sé que allí crecieron y maduraron de golpe. Sé que allí mis hijos mayores asumieron la responsabilidad de sus hermanos, que los tres mayorcitos ayudaban a Yohannes a aprender a caminar, sé que esperaban que algo bueno pasara , pero que temían.
Fue un gran día , porque por fin estábamos juntos, porque ya no estaban solos, porque ya era mamá , porque sentí el profundo sentimiento de cuatro vidas que dependían de mi, la felicidad de verlos bien, la sensanción de familia al vernos rodeado de hijos, pero no se... no lo siento como un día feliz. Se que objetivamente lo era, pero mis hijos sufrieron ese día y yo sufrí con ellos.
Quizás esto no se siente cuando uno adopta a un bebé , pero no puedo borrar de mi memoria, la mirada de Wondo , la de Demi, la entrega aprendida de mi hija, el abrazo forzado y la tensión en su cuerpo, y la pasividad , la quietud de mi Yohannes .
Ellos salían de un lugar doloroso pero conocido sin saber a donde iban , quienes éramos, qué pasaría ...
En mi corazón , siento que no es un día que yo necesite instalar en mi familia como un día de fiesta , no puedo decirles a mis hijos que fue un día maravilloso porque no lo fué.
El día maravilloso vino después , mucho después.
Para mi, como mamá fue un día de alivio , de mucho alivio, porque yo si sabía lo que seguía, yo sabia que nos vendríamos a casa, yo sabía lo que sentía y lo que tenía para darles, yo sabía lo que había deseado tenerlos conmigo , yo sabía ... pero ellos no...
y desde el momento que los vi aparecer de a uno , caminando temeroso hacia mi , supe que mi felicidad dependía de las de ellos .
El 24 de enero de 2009 empezó nuestra historia juntos, nuestro camino de amor, nuestra vida juntos, es una fecha especial ... pero no puedo darle el romanticismo que leo en otras experiencias, porque lo siento como un día de dolor.
Ahora , en el relato de mi hija puedo comprender lo dificil que fue toda esta experiencia para ellos, puedo entender sus miradas duras, sus enojos y sus rebeldías... ahora nos reimos de todo eso juntos, pero hay sufrimiento detrás , mucho sufrimiento, mucha pérdida, mucho esfuerzo para adaptarse a lo desconocido .
Esas caritas me hicieron postergar mi felicidad egoista de ser madre , para preguntarme frente a cuatro chiquitos dormidos ... y ellos? serán felices ? . Hoy sé que si , pero no lo supe ese día, sinceramente creí que no, creí que los estaba arrancando de todo lo que les pertenecía y sentí que yo había elegido , pero ellos no.
Con el tiempo, con los meses y este año que hoy cumplimos juntos, comprendo que ellos estaban preparados para un gran cambio desde el mismo instante que vieron alejarse a su papá biológico de sus vidas y que esperaban amor y algo mejor que ese lugar donde estuvieron los cuatro solos, si un papá y una mamá , y que a medida que fueron dandose cuenta que en nuestro corazón había amor para ellos y el deseo profundo de luchar para darles lo que necesitaran , fueron asomando todo lo que hoy disfrutamos como papás, las sonrisas sinceras , los ojos tiernos, los abrazos sentidos, la lluvia de besos que nacen en el alma, la inocencia, los juegos, el esfuerzo por aprender, las ganas de disfrutarlo todo, y la felicidad de una lección aprendida ... el dolor no es eterno, y aunque la noche sea muy oscura siempre amanece .
Hijos de mi vida , hoy hace un año que estamos juntos , los amo como jamás pensé que se podría amar , todo lo imaginado y lo soñado ha quedado pequeñito al lado de todo lo vivido , ustedes son mis soles, mi luz, mi fuerza y mi felicidad y deseo con toda mi alma ser la mamá que merecen , que necesitan . Quiero ser la continuación en sus vidas de esa mamá que les enseño lo que es el amor y que lo hizo tan bien , tan bien que siempre le agradeceré con todo mi ser el haber pasado por este mundo .
Solcitos mios, Ayna, Wondo, Demi y Yohannes ... un año junto mis amores! El primer año de todos los que siguen ! ...
Los Ama !
mamá

14 comentarios:

Idaira y Tariku dijo...

Uff que relato mas emotivo, aunque sientas que no es un dia de celebración porque ellos sufrieron, fue un sufrimiento para empezar a conocer la felicidad. Un beso grande para cada uno de los 6, haber si con un poquito de suerte nos vemos en julio.

Carlos y Montse dijo...

Aunque para ti hoy no sea un dia de alegria, para tu corazon si lo es, fue el dia que tu pudiste abrazar a tus hijos, y sabias que facil no iva a ser y menos con tus cuatro soles, pero poco a poco todos habeis formado la mejor familia , una familia unida y feliz y eso si que es digno de celebrar.
Os deseo toda la felicidad del mundo pues los seis os lo mereceis.
besos Montse

NEGRITA dijo...

Para los dos , son ejemplo de Voluntad, Perseverencia, Constancia, que más que estos valores para formar un a FAMILIA , pa ra sus HIJOS QUE MEJOR TESORO TENER EN UDS, ESOS VALORES PARA COMENZAR A CAMINAR LA VIDA, ABRAZOS DESDE villa allende , CÓRDOBA , ARGENTINA DE ESTA ABUELA TERE

Anónimo dijo...

SILVAVA!!!!!!!!!!!!! Te creería marciana si en tu post de hoy llego a encontrar encuentros fáciles, dulces, sin dificultades de comunicación y sin recelos.
NENA FUISTE A ADDIS Y NO A FANTASIA O DISNEYWORLD NI AL PAÍS DE LAS MARAVILLAS DE ALICIA.
Además, fuiste a por tus HIJOS, PERSONAS QUE SIENTEN, PADECEN Y EN ESE MOMENTO RECELABAN, que es lo que corresponde a los no marcianos.
Pero con recelos, dura, con dificultades de comunicación, con bastantes zancadillas..... eso ha sido tu estreno como madre, el tuyo, no el que te cuenta o te fantasea nadie (bueno el tuyo y el de Carlos como padre).
Tu elegiste arriesgarte con 4 para ser madre, por contra ellos no os eligieron. Pero no hace falta que les pregunte a ellos ni a vosotros si podeis entender la vida por separado, creo que la respuesta se aproximará mucho a la nuestra.
Yo empecé a ser consciente del vuelco que había dado todo y a "respirar" cuando Nacho aparcó el coche de alquiler en el aeropuerto de Manises y de no se donde empezaron a salir los que se habían quedado a esperar, y que siguen con nosotros.
B7s
Amparo + Lluc

Marisa dijo...

Una vez mas tus palabras me emocionan, en mi historia y por complicaciones del parto de mi hijo, aun hoy lo recuerdo con miedo pero no con dolor fisico, es una sensacion muy extraña que no se explicar, pero que se asemeja un poco a tu vivencia, es el amor de madre mezclado con el temor que rodeaba el momento.... Pero todo paso y tus hijos te lo han demostrado con creces.
Felicidades por vuestro primer año, familia!!

Anónimo dijo...

Muchas felicidades!!!
siempre tocas mi corazon silvana!!!
os recuerdo en aquel sitio con los 4 soles,ya tenian su familia,para siempre!!! y esas caritas en el bus,como miraban como os mirabamos..
como hablamos la zumbi y yo de que erais una bonita familia y las caritas de ellos no las olvidare jamas..
os quiero mucho
felicidadessssssssssss

Laura dijo...

Felicidades por este primer año juntos.
Estoy convencida que dentro de un tiempo cuando hables con tus hijos de ése día, ellos sí lo considerará un día a celebrar, a pesar de que ese día no fuese feliz... fué el primero de su nueva vida.
Laura.

Mariajo dijo...

Muchísimas felicidades por este primer año juntos!! Supongo que para cada familia la vivencia es diferente, pero no puedes imaginarte cómo ayuda leer experiencias en que esa primera vivencia no es tan feliz, para después ir convirtiéndose en esta familia que habéis creado.
Un beso muy fuerte,
mariajo

Anónimo dijo...

QUERIDOS SILVANA Y CARLOS FELICIDADES POR ESE PRIMER AÑO DE SUPER PAPÁS!!!!!!!!!!.
Y A WONDO, AYNA, DEMI Y YOHANNES FELICIDADES POR ESE PRIMER AÑO DE HIJOS MARAVILLOSOS QUE SOIS....
SEGUIR ASÍ, FELICES...
BESOS
SU

Ceci (también Chechu) dijo...

Felicitaciones por este primer año!
Si bien los comienzos son dificiles y raros, con coraje y a mor se superan. Me encanta leerlos!
Al contrario de Uds. mi marido es porteño y yo puntana. Llevamos casi cinco años buscando tener un hijo y en eso estamos con la ayuda de la medicina convencional y la tradicional china!! Y claro, estamos abiertos a cualquier posibilidad que nos brinde el destino. Un abrazo desde aquí!

Anónimo dijo...

ese dia fue " raro", lleno de contradicciones, para los demás dificil de entender o de ponernos en vuestra piel... pero gracias a ese " dia", al resto no permitis poder disfrutar de vuestras " perlas de chocolote"( para mi son cinco). Gracias por vuestra generosidad, por vuestro hacernos participe de ese dia a dia vuestro como familia, por permitirnos disfrutar de ellos. Hace tiempo que no hablamos, pero se que teneis presente que os deseo lo mejor, y aqui estoy...

Jennifer dijo...

Que bonita te quedó la historia, me has hecho emocionarme una vez más. Me alegro que poco a poco todo marche como esperaban.

MUCHAS FELICIDADES Y UN BESO MUY MUY GRANDE PARA TODOS.

Jennifer.

Mariana dijo...

Querida Silvina...creo que tengo que prepararme con una caja de pañuelos cada vez que te leo ! me hiciste llorar pero muchisimo! y te entiendo tanto por que tenes la razon querida amiga...Enzo cuando lo trajimos, tenia 1 año, senti apenas 1% de lo que contaste, traerlo de la casa de la flia acogedora no fue facil...senti casi lo mismo cuando me dolia verlo llorar por querer quedarse en las visitas un poco mas con ellos...pense algo similar a lo que vos, sera que sera feliz conmigo? 1 añito! y casi pase lo que vos pasaste,lo mio ni se compara a tu experiencia pero en mi corazon se cruzo ese sentimiento...como olvidarlo...pero era mas chiquito...por eso en mi mente multiplicaba por 100% tu experiencia y llore, llore mucho porque me vi pensando lo mismo con un Enzo mas grande...Amiga,que desicion hermosa la de uds...que bendicion para ellos....y lo que me emosiona mas es imaginarme el futuro de cada uno de ellos,por que son 4 bendiciones que van tomando forma en las manos de uds.Los felicito y que sean muchisimos años mas juntos
Mariana,Enzo y Daniel

Anónimo dijo...

La adopción de niños mayores no tiene mucho que ver con la de bebés. Sobre todo en ese primer encuentro y los días que lo siguen. Tus hijos tuvieron la suerte de recibir a una madre que supo entender esto, su dolor, su duelo, sus miedos y supiste adaptarte a su ritmo y a sus necesidades en cada momento.
Aunque no lo celebréis, yo os felicito porque sin ese primer día no hubieran venido muchos otros felices detrás.
Arancha

Hacé click sobre el País que quieras saber la hora